Páginas vistas en total

martes, 27 de septiembre de 2011

Turismo Rural Comunitario



La práctica del Turismo responsable a través de vivencias profundas con comunidades locales es la principal motivación de los viajeros que saben apreciar los valores patrimoniales intangibles de la cultura viva.
El turismo rural comunitario tiene la particularidad de ser gestionado por comunidades de pueblos originarios y campesinas, que en un marco de respeto mutuo comparten con el visitante su organización tradicional, saber y cosmovisión, generando ingresos equitativos y complementarios a sus actividades productivas cotidianas.
Características de la Oferta
Las comunidades que conforman esta oferta - organizadas en la Red argentina de turismo rural comunitario-   abren sus puertas invitando al visitante a  vivenciar momentos inolvidables junto a culturas ancestrales en paisajes naturales de sorprendente belleza.  El visitante podrá alojarse en posadas comunitarias, viviendas familiares acondicionadas para este fin o en campings. Pueden realizarse actividades recreativas en pleno contacto con la naturaleza, en compañía de guías locales: senderismo, paseos en bicicleta, en lancha y/o  a caballo.  Se puede participar del laboreo de la tierra y en  tareas cotidianas,  degustar  la gastronomía local y hacer una inmersión en escenarios culturales auténticos que dejan una profunda huella en quienes saben descubrirlos.
El turismo rural comunitario invita a conocer la Argentina más profunda desde la mirada de las  poblaciones más autóctonas de las regiones Norte,  Litoral, Cuyo y  Patagonia.
En la región Norte, las comunidades pertenecientes a la Red argentina de Turismo Rural Comunitario se localizan en sitios emblemáticos como la Quebrada de Humahuaca declarada Paisaje Cultural de la Humanidad por UNESCO o al Parque Nacional Calilegua, ambos en la provincia de Jujuy; en la región de la Puna vinculada al Camino Principal Andino y en los famosos Valles Calchaquíes de Salta; en los alrededores de Termas de Río Hondo en Santiago del Estero;  en la Laguna Blanca en Catamarca declarada Reserva de la Biosfera,  y en Tafi del Valle en Tucumán, donde se encuentra la Ciudad Sagrada de los Quilmes.
En el Litoral, las comunidades de pueblos originarios y campesinos de la Red argentina de Turismo rural comunitario, se encuentran próximas al Parque Nacional Iguazú en Misiones; en la zona de Villa Bermejito en el Impenetrable en Chaco; en las cercanías del Bañado La Estrella en Formosa, y en los alrededores de la ciudad de Paraná en la provincia de Entre Ríos.
Cuyo cuenta con experiencias de turismo comunitario campesino en las provincias de Mendoza y San Juan, mientras que en la región  Patagonia, nuclea comunidades mapuches y campesinas de las provincias de Neuquen y Rio Negro,  principalmente, con propuestas localizadas en la zona de San Martin de los Andes y en los alrededores de San Carlos de Bariloche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario